OTRA RIQUEZA:UN SECRETO A EXPLOTAR

Una competición como la del día 19 de febrero desata energías palpables, enormes. Giras la cabeza y notas las que vienen cargadas de ilusiones, de optimismo; te sientes triste con el decaído por unos fallos en los lanzamientos; saboreas la alegría del que supera con creces sus metas. Te informan de las insignias conseguidas porque no se cuántas veces ha superado los quinientos puntos. Todas tienen la importancia de las caricias: son como los abrazos, unos te levantan los ánimos  y el cuerpo -si pueden-, otros son de consuelo. Las enhorabuenas deberían surgir de todas las fuentes de los corazones que formamos los pocos, pero grandes componentes, de los clubes de Viarca y Puertollano como cataratas imparables y desbordantes sobre Quico, Maribel, Guillermo, Mario, Alvaro y María por los premios conseguidos; por supuesto a los cuartos, que son igual de importantes, de Marina, José Fernando y Angel con el compartí algunos días su puesta a punto para estar en esta competición. Y también sobre cada uno de los que pusieron ganas y consiguieron mejorar su palmaré particular y si no lo alcanzaron saben que tienen la fuerza de la ilusión de conseguirlo en los próximos retos (si encontramos una psicóloga o psicólogo que se aficione con nosotros a este deporte, a esta actividad y quiera prestar sus conocimientos, seguro, entonces, que nuestros egos serán las flechas y todo el parapeto el amarillo, y, otros serán entonces los maravillados con nuestras proezas). Pero sabéis que nos nos hace falta, que somos ricos enormemente ricos con las cualidades que cada uno de nosotros poseemos. Gracias a ellas la organización fue perfecta: callada labor la de Graci, controlando euro por euro y dando aún así el mejor bocadillo de jamón de las últimas competiciones. Callada labor la de Carmen, la de Toñi, ¿cuántos más se me olvidan? No faltarán líneas para cada uno en particular. Tenemos, por ejemplo, una extraordinaria preparadora física en Toñi (ojo, no lo hacen mal los que la sustituyen, Marina, Miguel Angel,.., bien es verdad que Marina un poco mejor que otros), todos los movimientos encajan, desparecen molestias, tirones que vienen de antiguo, se desperezan tendones, se afilan ligamentos y se relajan músculos. ¿No habéis observado que cuando ella hace los ejercicios preparatorios, los buenos sois aún mejores? Pues  ahí está el secreto que debemos explotar para las próximas competiciones. Y además lo hace sonriendo, riendo que es una manera de insulfarnos el gas del optimismo al cerebro, ¿necesitamos mejor terapia?.

Claro, ahora comprendo  el porqué Mario es el primero cuando tira con su arco, que son pocas, porque creo que no quiere que se sepa donde está el secreto de su éxito.

Autor: Manuel Muñoz Moreno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s